Andersen, Hans Christian

Andersen, Hans ChristianAndersen, Hans Christian (Odense, 1805–Copenhague, 1875)

Escritor danés. Dotado de una espléndida voz y de gran afición por el teatro, a los catorce años se trasladó a Copenhague para hacer carrera como actor y dramaturgo. No lo tuvo fácil y el éxito como escritor no le llegó gracias al teatro, sino a sus obras en prosa, sobre todo los Cuentos, la obra literaria danesa de mayor trascendencia universal. Pese a que se asocia a Andersen, de modo prácticamente exclusivo, con sus cuentos, practicó con éxito diversos géneros literarios. Compuso numerosos poemas, algunos de los cuales alcanzaron gran éxito, e incluso varios fueron utilizados por importantes compositores de la época, como Grieg, Gade o Schumann. La canción I Danmark er jeg født, basada en uno de sus poemas, se ha convertido en una especie de segundo himno nacional. Un terreno en el que Andersen destacó especialmente desde los primeros años es el de los relatos de viaje: Fodreise fra Holmenskanal til Østpynten af Amager i arene 1828 og 1829 (Viaje a pie desde el Canal de Holmen hasta la punta oriental de Amager en los años 1828 y 1829; no traducida al español) publicada en 1829, fue su primera obra de éxito; seguida por otras, como la dedicada a España, I Spanien (Viaje por España, 1863), donde ofrece una visión romántica pero, a la vez, muy personal e incluso moderna. Esta ambivalencia es característica también de sus novelas y cuentos, donde se encuentran cantos a las antiguas tradiciones y la historia de Dinamarca, al tiempo que relatos futuristas a caballo de la ciencia y de la magia. Los cuentos, precisamente, recogen con frecuencia temas que desarrolla en sus libros de viajes o que le son inspirados por los países que visita, o que incluso proceden de cuentos locales. Cultivó también la autobiografía, en particular en Mit Livs Æventyr (El cuento de mi vida, 1847, continuación en 1871). Sus novelas alcanzaron considerable éxito en Dinamarca y otros países del norte de Europa e influyeron en escritores daneses posteriores como el naturalista Henrik Pontoppidan: Improvisatoren (El improvisador, 1835), O. T. (1836) Kun en spillemand (Solo un músico, 1837), De to baronesser (Las dos baronesas, 1848), At være eller ikke være (Ser o no ser, 1857) y Lykke–Peer (Peer el afortunado, 1870).

Pero la obra más importante y de mayor fama internacional es, sin duda, la formada por los cuentos, publicados en una serie de volúmenes entre 1835 y 1871. Denominó a sus primeras colecciones Æventyr og historier, fortalte for børn (Cuentos e historias, contados para niños), aunque más tarde eliminó el subtítulo. Muchos de sus cuentos son, en realidad, relatos breves, aunque su relación con la infancia dificultó su aceptación propiamente literaria, sobre todo fuera de Escandinavia. Sin embargo, autores como Thomas Mann, por no hablar de los nórdicos, donde la huella de Andersen es constante e imposible de olvidar hasta hoy mismo, vieron en los cuentos una de las influencias más importantes en su propia creación.

Las ediciones de los cuentos –ya sean completas, en selección o individualmente– son numerosísimas, tanto en Dinamarca como en otros países, pero la idea de que se trata de obras para niños, y no de literatura hecha accesible también a niños, ha propiciado que existan, también en España, infinidad de versiones y adaptaciones que en muchas ocasiones traicionan el espíritu original de Andersen y su estilo, radicalmente innovador en su tiempo. Más cercano al lenguaje hablado que a la tradición escrita, arcaizante, de su época, el estilo de Andersen marcó el comienzo de nuevas posibilidades en la literatura danesa y de otros países del norte de Europa: es posible escribir gran literatura en un estilo cercano al de la lengua real. En su tiempo fue atacado por los críticos más tradicionalistas a causa de su innovación estilística, pero, curiosamente, buena parte de las traducciones a las más diversas lenguas, incluido el castellano, anulaban esa modernidad y retrotraían el lenguaje a las tradiciones más floridas y supuestamente elegantes de las lenguas europeas. Por otra parte, y gracias precisamente a su enorme variedad temática, los Cuentos vienen a ser un compendio de los intereses, temas y preocupaciones vitales, religiosas, literarias de Andersen.

La primera traducción de una selección amplia de cuentos fue la realizada por Raimundo Fernández Cuesta con el título Cuentos escogidos de Andersen (M., Imprenta de Gaspar, 1879). En 1959 apareció la primera edición completa a partir del danés, los Cuentos completos, traducidos por Salvador Bordoy Luque y José Antonio Fernández Romero (M., Aguilar, 1959). El mismo año se publicó otra edición de Cuentos completos, basada en la versión alemana, obra de F. Payarols (B., Labor). Y en 1999 Enrique Bernárdez dio una nueva traducción desde el danés de los Cuentos (M., Anaya), reeditada en 2005, con introducciones de F. Savater, G. Martín Garzo, J. M.ª Merino y C. Posadas a cada uno de los volúmenes; esta traducción obtuvo en 2008 el premio «Hans Christian Andersen: Mit Livs Æventyr» de la Fundación Andersen de Odense. El mismo año 2005 E. Bernárdez publicó una edición académica, no dirigida al lector infantil, con introducción y notas, de los Cuentos completos (M., Cátedra).

Son numerosas las ediciones de traducciones de cuentos escogidos y aún más las de relatos sueltos (en particular de algunos títulos como El patito feo, La sirenita o El soldadito de plomo), tanto en castellano como en catalán, euskera y gallego; aun cuando muchas de ellas no llevan nombre de traductor, en las que sí lo expresan se repiten los de Jaime Bofill y Ferro, Cipriano Rivas Cherif, Manuel Vallvé, H. C. Granch, Alfonso Nadal, José A. Vidal Sales, Salvador Bordoy, José A. Fernández Romero, Eugenio Sotillos, Lluís Capdevila, Valeri Serra i Boldú y Blanca Ortiz.

Otras obras de Andersen distintas a los cuentos han sido traducidas: así, El cuento de mi vida, de la que hubo una primera versión de J. Bofill y Ferro (B., Nausica, 1942) y otra más reciente de M.ª Pilar Lorenzo (M., La Torre, 1987); el Viaje por España, con epílogo y notas de Marisa Rey (M., Alianza, 1988; varias reed.), y El improvisador, traducción de E. Bernárdez, única novela del autor disponible en castellano (M., Nórdica, 2009). En años más recientes, aunque han sido muchas las colecciones parciales de cuentos que se han publicado, solo ha aparecido una obra nueva del autor danés: Una visita a Portugal, en versión de Jorge Simón Izquierdo Díaz y publicada por Funambulista (Madrid) en 2018. Al parecer, a Andersen le cuesta desligarse de su gran herencia de los cuentos.

 

Bibliografía

Enrique Bernárdez, «» en Francisco Lafarga & Luis Pegenaute (eds.), Cincuenta estudios sobre traducciones españolas, Berna, Peter Lang, 2011, 329–337.

Luis Alberto de Cuenca, «Andersen en España» en J. García Padrino & L. Solana (eds.), Andersen, «Ala de cisne»: actualización de un mito, Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, 2005, 103–115.

Jaime García Padrino, «La difusión de Andersen en España: en busca de su adecuado conocimiento» en J. García Padrino & L. Solana (eds.), Andersen, «Ala de cisne»: actualización de un mito, Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, 2005, 135–168.

Beatriz Hoster & M.ª José Lobato, «Ediciones ilustradas de los cuentos de H. Ch. Andersen», Escuela Abierta 8 (2005), 9–27.

Blanca–Ana Roig (ed.), Hans Christian Andersen, Jules Verne e «El Quijote» na literatura infantil e xuvenil do marco ibérico, Vigo, Edicións Xerais, 2005.

César Sánchez Ortiz, «H. C. Andersen en la Guerra Civil: traducciones y adaptaciones de sus cuentos entre la II República (1931) y los primeros años de posguerra (1945)», Primeras Noticias 209 (2005), 57–63.

 

Enrique Bernárdez