Casiodoro de Reina

Casiodoro de Reina (Montemolín, ca. 1520–Fráncfort del Meno, 1594)

Escritor y traductor en lengua castellana. Formado probablemente en Sevilla, ingresó en el monasterio de San Isidoro del Campo (Santiponce), donde desarrolló junto con otros monjes una religiosidad de fuerte influjo protestante en la primera mitad de la década de 1550. En los primeros meses de 1557 una docena de estos monjes, y entre ellos Reina, huyeron a Ginebra. En los doce años siguientes, compuso su traducción de la Biblia entre grandes dificultades debidas a sus traslados (Londres, Amberes, París, Orleáns, Montargis, Estrasburgo, Fráncfort, Basilea), a la persecución por las autoridades españolas y a la desconfianza de las iglesias calvinistas. Si el período de traducción indicado por Reina es exacto, comenzó la tarea cuando todavía estaba en Ginebra. En 1563, estuvo a punto de perder el manuscrito de la parte ya traducida por él, cuando hubo de huir precipitadamente de Inglaterra ante las insidias de espías y falsos amigos, entre los que se contaban colaboradores suyos. Afortunadamente, pudo recuperarlos gracias a la intervención del arzobispo de Canterbury Edmund Grindal.

En 1569 publicó el resultado de sus trabajos en Basilea, en la imprenta de Thomas Guarin: La Biblia, que es, los sacros libros de viejo y nuevo testamento. Se trata de la primera Biblia cristiana completa impresa en castellano. Es conocida como Biblia del Oso porque en la portada figura una marca tipográfica ajena al impresor, con un oso comiendo un panal. En la «Amonestación al cristiano lector» presenta una defensa encendida de la traducción de la Biblia, como medio para hacer posible su lectura en lengua vulgar. Además, se esfuerza por justificar su postura como conforme a los decretos tridentinos. En esta línea de procurar mostrarse como una traducción aceptable para el ámbito católico, Reina mantiene el orden tradicional de los libros, en vez de asumir los de la Biblia hebrea o protestante.

Por otra parte, ofrece información sobre su método de trabajo. Reconoce haber elaborado su versión del Antiguo Testamento sobre la base de la traducción latina de Sanctes Pagnino, recurriendo para los lugares oscuros al texto hebreo y a la Biblia de Ferrara (1553), si bien esta última es objeto de sus críticas. Sin embargo, para evitar facilitar su aceptación en el ámbito católico, silencia la fuente que, posiblemente, usó con mayor asiduidad: la conocida como Biblia de Vatablo, publicada por Robert Estienne en París en 1545. Esta edición, muy criticada por la facultad de Teología de París, presentaba en columnas pareadas la Vulgata y la traducción de Leo Jud, enriquecida con anotaciones acerca del sentido o forma exactos de las expresiones hebreas subyacentes. Muy a menudo la traducción de Reina coincide con la contenida en la Biblia de Vatablo, ya sea la ofrecida en el cuerpo del texto o en nota (esto último, especialmente cuando proporciona el equivalente de una expresión literal hebrea). Con la Biblia latina del protestante Sébastien Castellion (1551), coincide en respetar el orden de libros de la Biblia católica y en la novedad de usar el término «Jehová», en vez de «Señor».

En cuanto a la traducción del Nuevo Testamento, parece haber utilizado el texto griego de Erasmo, con el apoyo de la traducción de Francisco de Enzinas (1543) y de la revisión de Juan Pérez de Pineda (1556). Esta última está copiada casi exactamente a partir de la Epístola de Santiago, porque los trabajos de imprenta habían avanzado hasta el punto donde él había llegado como traductor. En concreto, a partir de la Epístola de Santiago Reina reproduce casi literalmente la versión de Pérez de Pineda, por la urgencia de disponer cuanto antes del texto, para evitar detener el trabajo de imprenta de la Biblia del Oso. De todos modos, también en el Nuevo Testamento continúa aprovechando lecturas y variantes de la Biblia de Vatablo.

Aparte de la Biblia, Reina desarrolló más actividad como traductor. Las dos versiones, castellana y latina, de su Confesión de fe «hecha por ciertos fieles españoles» (la castellana se publicó en 1577, mientras sigue inédita la latina) surgen de la autotraducción, sin que los estudiosos se hayan puesto de acuerdo sobre cuál fue la lengua de la redacción primera. Además, como informador del landgrave de Hesse–Kassel, tradujo ocasionalmente al latín documentos hispánicos de relevancia política.

 

Bibliografía

Constantino Bada, La Biblia del Oso de Casiodoro de Reina; primera traducción completa de la Biblia al castellano, Salamanca, Universidad Pontificia de Salamanca, 2016 (tesis doctoral).

Enrique Fernández Fernández, «Dos traducciones del Cantar de los Cantares: fray Luis de León y Casiodoro de Reina», Studium Ovetense 6–7 (1978–1979), 291–318.

Ignacio J. García Pinilla, «Casiodoro de Reina» en J. F. Domínguez (ed.), Diccionario biográfico y bibliográfico del huma­nismo español (siglos XV–XVII), Madrid, Ediciones Clásicas, 2012, 704–707.

Carlos Gilly, Spanien und der Basler Buchdruck bis 1600. Ein Querschnitt durch die spanische Geistesgeschichte aus der Sicht einer europäischen Buchdruckerstadt, Basilea–Fráncfort, Helbing und Lichtenhahn, 1985, esp. 353–409.

Carlos Gilly, «El influjo de Sébastien Castellion sobre los heterodoxos españoles del siglo XVI» en M. Boeglin et al. (eds.), Reforma y disidencia religiosa. La recepción de las doctrinas reformadas en la península Ibérica en el siglo XVI, Madrid, Casa de Velázquez, 2018, 305–349.

Steven Griffin, «Desde el exilio alemán y londinense. Casiodoro de Reina y la eclesiología del desplazamiento» en M. Boeglin et al. (eds.), Reforma y disidencia religiosa. La recepción de las doctrinas reformadas en la península Ibérica en el siglo XVI, Madrid, Casa de Velázquez, 2018, 277–290.

Arthur G. Kinder, Casiodoro de Reina: Spanish Reformer of the Sixteenth Century, Londres, Tamesis, 1975.

Arthur G. Kinder, «The Protestant Pastor as Intelligencer: Casiodoro de Reina’s Letters to Wilhelm IV, landgrave of Hesse–Cassel (1577–1582)», Bibliothèque d’Humanisme et Renaissance 58 (1996), 105–118.

Andrés Messmer, «Declaracion, o Confession de Fe de Casiodoro de Reina. Edición crítica», Alétheia 52 (2017), 11–73.

Doris Moreno, Casiodoro de Reina. Libertad y tolerancia en la Europa del siglo XVI, Sevilla, Fundación Pública Andaluza, 2017.

Miguel Sáenz Sagaseta, «Traductor y revisor: Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera» en J.–C. Santoyo et al. (eds.), Fidus interpres, León, Universidad de León, 1987, I, 91–97.

 

Ignacio J. García Pinilla