Enzinas, Francisco de

Enzinas, Francisco de (Burgos, 1520–Estrasburgo, 1552)

Escritor y traductor en lengua castellana, de azarosa vida debido en gran parte a su labor como traductor. Estudió en Lovaina, trabó amistad con Melanchton y se convirtió al protestantismo. Desaconsejado por los teólogos de la universidad de Lovaina para que publicara su traducción del Nuevo Testamento, se trasladó a Amberes, donde encontró impresor, por lo que el 25 de octubre de 1543 salió a la luz la primera edición castellana del Nuevo Testamento, dedicada a Carlos V. Al saber que el emperador iba a Bruselas, se trasladó allí para hacerle entrega personalmente de un ejemplar y solicitar su protección para la obra. Sospechoso de herejía, fue encarcelado en 1543, aunque huyó de la prisión dos años después, y emprendió un periplo que lo llevó a Wittenberg, Estrasburgo, Constanza, Basilea y, después, a Inglaterra, donde enseñó griego en Cambridge.

Escribió sus memorias en latín y tradujo, del griego al castellano, Las vidas de dos illustres varones, Cimón Griego y Lucio Lucullo Romano (s. l, s. i., 1547), dos de las Vidas paralelas de Plutarco, advirtiendo al final del impreso: «muy en breve sacaremos a luz toda la obra de Plutarco». En 1550 regresó al continente y, en dos años escasos, publicó en la imprenta que él mismo creó en Estrasburgo, regentada por el impresor Augustin Mellis (o Fries, Frisius y Frisio), nueve libros en castellano: cuatro traducciones bíblicas a partir de la Biblia latina de Sebastián Castellio (Libro de Iesus, hijo de Syrach, Exemplo de la Paciencia de Iob, Los prouerbios de Salomón y El Psalterio de Dauid, todas con falso pie de imprenta: León, Sebastián Grypho, 1550), y cinco traducciones, del griego y del latín, de los autores clásicos Luciano de Samósata, Plutarco y Tito Livio. Del primero tradujo los Diálogos de Luciano no menos ingeniosos que provechosos (A. Frisio, 1550); el impreso, que circuló también con falso pie de imprenta (S. Grypho), contiene la traducción de cinco diálogos de Luciano (Tóxaris o Sobre la amistad, Caronte o Los Contempladores, El sueño o el Gallo, Menipo o Necromancia e Icaromenipo o Por encima de las nubes) junto con la del idilio Amor fugitivo de Mosco de Siracusa. De Luciano tradujo además el primero de los dos libros de las Historias verdaderas, con el título Historia verdadera de Luciano (A. Frisio, 1551).

Cumpliendo, en parte, su promesa tradujo ocho «vidas paralelas» más (Teseo, Rómulo, Licurgo, Numa Pompilio, Solón, Publícola, Temístocles y Furio Camilo, las dos últimas de dudosa autoría) que publicó bajo el título Las vidas de Plutarco. El primero volumen de las vidas de illustres y excellentes varones Griegos y Romanos pareadas (A. Frisio, 1551). De Tito Livio tradujo el Compendio de las catorze décadas de Tito Livio Paduano, príncipe de la historia Romana, escrito en latín por Lucio Floro (A. Frisio, 1550), y Todas las Décadas de Tito Livio Paduano (A. Frisio, a costas de Arnoldo Byrcman, 1552).

A principios de 1552 fue a Ginebra para conocer a Calvino, con quien desde tiempo atrás mantenía correspondencia; en diciembre de este mismo año falleció, en Estrasburgo, víctima de la peste que asolaba la ciudad. Es posible que en sus últimos días preparara una edición completa de la Biblia en lengua castellana. Temeroso de las persecuciones que podía atraerle su nombre hizo uso de seudónimos en varias lenguas a lo largo de su vida (Franciscus Dryander (Hispanus), Francisco de Elao, Françoys du Chesne, Van Eyck, Eichmann, Franciscus Quernaeus, Claude de Senarclens, etc.), lo cual ha suscitado confusión en las noticias biográficas de este traductor, aunque se conoce bien su vida gracias a sus memorias. Su labor principal la llevó a cabo al verter el Nuevo Testamento al castellano a partir del texto griego; hasta entonces nadie había acometido tal empresa, salvo la versión que Alfonso X el Sabio hizo en el siglo XIII, que suponía más bien una paráfrasis. Para su tarea, Enzinas tomó como base la edición de Erasmo, y en año y medio concluyó su obra. Con todo, el propio traductor aduce en su prólogo varias razones que justificaban, a su entender, la traducción, entre ellas el hecho de que no existiera ninguna versión en lengua castellana.

 

Bibliografía

Jorge Bergua, Estudios sobre la tradición de Plutarco en España (siglos XIII-XVII), Zaragoza, Universidad de Zaragoza, 1995.

Jorge Bergua, Francisco de Enzinas. Un humanista reformado en la Europa de Carlos V, Madrid, Trotta, 2006.

Rosario Delicado, «La tradición directa de Tito Livio en castellano», Helmántica 130–131 (1992), 105–110.

Ignacio Javier García Pinilla, «Introducción» en F. de Enzinas, Sabiduría de lo alto. Cuatro traducciones bíblicas castellanas del siglo XVI, A. M. Caballero Bravo (ed. lit.), Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla–La Mancha, 2017, 9–22.

Ignacio Javier García Pinilla, «Todas las Décadas de Tito Livio Paduano: un Proteo editorial del Renacimiento» en J. M. Maestre Maestre, L. Charlo Brea & J. Pascual Barea (eds.), Humanismo y pervivencia del mundo clásico III. Homenaje a Antonio Fontán, Alcañiz–Madrid, Ediciones del Laberinto, 2002, IV, 2017–2080.

Theodora Grigoriadou, «La sátira menipea en el conjunto de las traducciones lucianescas peninsulares: siglos XV–XVII» en P. Darnis et al. (eds.), Satyre menipée et rénovation narrative en Espagne: du lucianisme à Don Quichotte, Burdeos, Presses Universitaires de Bordeaux–Universidad de Córdoba–Universidad Complutense de Madrid, 2017, 29–41.

Theodora GRIGORIADOU, «Estudio» en J. de Aguilar Villaquirán, Las obras de Luciano samosatense, orador y filósofo excelente. Ed. de T. Grigoriadou, Santander, Sociedad Menéndez Pelayo/Instituto Universitario Menéndez Pidal–UCM, 2020, 68–69.

Marcelino Menéndez Pelayo, Biblioteca de traductores españoles, Madrid, CSIC, 1952–1953.

Marcelino Menéndez Pelayo, Historia de los heterodoxos españoles, Madrid, Homo Legens, 2011, 2 vols.

Alicia Morales, Plutarco en España. Traducciones de «Moralia» en el siglo XVI, Murcia, Universidad de Murcia, 2000.  

Juan Antonio Pellicer y Saforcada, Ensayo de una biblioteca de traductores españoles, Madrid, Antonio de Sancha, 1778, II, 78–81; ed. facsimilar Cáceres, Universidad de Extremadura, 2002.

Aurelio Pérez Jiménez, «Traducciones castellanas de Las vidas paralelas en el siglo XVI: el Plutarco de Francisco de Enzinas», Evphrosyne 29 (2001), 29–46.

Alfredo Rodríguez López–Vázquez, «La Historia verdadera de Luciano, la traducción de Enzinas, y el Lazarillo. Hacia una autoría compartida», Revista Etiópicas 13 (2017).

José Sánchez Lasso de la Vega, «Traducciones españolas de las Vidas de Plutarco», Estudios Clásicos 35 (1962), 451–514.

 

Miguel Ángel Henríquez
[Actualización por Theodora Grigoriadou]