Blanco–White, José María

Blanco–White, José María (Sevilla, 1775–Liverpool, 1841)

Escritor, editor y traductor en lengua castellana e inglesa, apellidado en realidad Blanco Crespo. Descendiente de familia irlandesa católica, es uno de los primeros escritores españoles bilingües (su obra se escribió y editó primero en castellano y, después, en inglés). La figura de Blanco–White, firma que adoptó tras su marcha a Gran Bretaña, es la del intelectual ilustrado que sufre exilio político, como consecuencia de la Guerra de la Independencia, en 1810. Su labor literaria se define en el marco de una prosa de ideas ilustrada, reformista y crítica con los poderes políticos y sociales de su tiempo, también en el ámbito de la estética literaria. En aquéllos es de singular valor su Discurso sobre el método de enseñanza Pestalozzi; mientras que en el ámbito de las letras destacan sus discursos Sobre el placer de las imaginaciones inverosímiles (1824) y el Discurso sobre la poesía (ca. 1803). En Londres fundó el periódico El Español (1810), punta de lanza contra la restauración borbónica, al igual que lo fueron sus colaboraciones periódicas en The Quartely Review, New Monthly Magazine y The London Review. La obra más conocida de este periodo británico fue, sin duda, Letters from Spain, colección de artículos publicados entre 1821 y 1822.

En el ámbito de la traducción, y como ocurriera con tantos otros exiliados liberales y románticos, hizo difusión, en lengua inglesa, de obras clásicas españolas como Embajada al Gran Tamorlán de Ruy González Clavijo, la Crónica de don Álvaro de Luna y algunos cuentos de El conde Lucanor. La condición del exilio hizo que Blanco, en cuanto a sus traducciones, fuera autor de obras en las dos direcciones: si, por una parte son reconocidas sus versiones inglesas citadas, por otra, no lo fueron menos las versiones castellanas de la obra de William Paley Las evidencias del Cristianismo o los Elementos de Geometría de A. C. Clariut, así como, sobre todo, sus versiones poéticas y de fragmentos teatrales de Shakespeare (recogidas en su Obra poética completa; M., Visor, 1994) y, fragmentariamente también, textos de Walter Scott. Por último, tradujo obras del francés al español (De la administración de la justicia criminal en Inglaterra y el espíritu del sistema gubernamental inglés de Charles Cottu) y del alemán al inglés una parte de la obra de Fichte con el título de Theory of Cognition.

En varias ocasiones Blanco se refirió en sus escritos a la tarea de la traducción y a las traducciones (en general, a las malas traducciones) de su tiempo. Así, en la presentación de sus fragmentos shakespearianos afirma que «sólo una larga residencia en el país cuya lengua aprendemos puede darnos la llave maestra del corazón de sus habitantes», condición ésta (la del conocimiento cultural) imprescindible, según el autor sevillano, para poder traducir con ciertas garantías de éxito. Por otra parte, y como tantos otros compatriotas de su época, arremetió contra las malas traducciones y contra el envilecimiento de la lengua por la influencia y moda galas («Los traductores madrileños parecen empeñados en convertir el idioma español en un dialecto del francés, en una especie de patois ininteligible a las dos naciones»). La obra literaria, ensayística y periodística, así como sus traducciones, muestran un ideario lingüístico que, en la estela de las ideas románticas, asocia el genio y la capacidad verbal de las naciones con el pensamiento y su conformación de los idiomas. Esta cuestión, unida a su denuncia de la obsolescencia en que ha caído el español en su vertiente filosófica y científica, hacen de Blanco un destacado representante del pensamiento ilustrado, faceta ésta que, en su caso, se completa con su circunstancia de exiliado bilingüe, traductor del francés, del inglés, del alemán y del español y que, para el caso de nuestra lengua, se dio en ambas direcciones.

 

Bibliografía

Belén Bistué, «Joseph Blanco White traductor de Shakespeare en el contexto de la emancipación hispanoamericana», Revista de Literaturas Modernas 42 (2012), 27–43.

Miguel Ángel Cuevas, «Las ideas de Blanco–White sobre Shakespeare», Anales de Literatura Española 1 (1982), 249–268.

Jesús Díaz García, «Las primeras versiones de Hamlet al español. Apuntes para la historia de la traductología anglo–española» en J. C. Santoyo et al. (eds.), Fidus interpres, León, Universidad de León, 1989, II, 60–72.

Fernando Durán López, «Blanco White y Walter Scott», Cuadernos Dieciochistas 10 (2009), 247–262.

Fernando Durán López, Versiones de un exilio: los traductores españoles de la casa Ackermann (Londres, 1823–1830), Madrid, Escolar y Mayo, 2015.

Antonio Garnica Silva & Jesús Díaz García, «Introducción» a J. M. Blanco–White, Obra poética completa, Madrid, Visor, 1994, 9–45.

Juan Goytisolo, «Presentación crítica de José María Blanco–White» en J. M. Blanco–White, Obra inglesa, Buenos Aires, Formentor, 1972, 3–98.

Vicente Llorens, «Introducción» en J. M. Blanco–White, Antología de obras en español, Barcelona, Labor, 1971, 7–72.

Vicente Llorens, «Introducción histórica. Emigraciones de la España moderna» en J. L. Abellán, El exilio español de 1939, Madrid, Taurus, 1976, I, 25–93.

Mario Méndez Bejarano, Vida y obra de D. José María Blanco y Crespo (Blanco–White), Madrid, Tipografía de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1920.

Marcelino Menéndez Pelayo, Historia de los heterodoxos españoles, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1948, II, 790–820.

José Francisco Ruiz Casanova, Ensayo de una Historia de la Traducción en España, Madrid, Cátedra, 2018, 466–470.

Juan de Dios Torralbo, José María Blanco White, traductor de poesía inglesa, Sevilla, Alfar, 2009.

Juan de Dios Torralbo, «Blanco White’s Anglophilia, Translations and Poetry. A Self-exiled Writer in England» en P. Martino & S. M.ª Jarilla (eds.), Caleidoscopio de traducción literaria, Madrid, Dykinson, 2012, 231–253.

 

José Francisco Ruiz Casanova