González Blanco

González–Blanco, Edmundo (Luanco, 1877–Madrid, 1938)

Periodista, novelista, ensayista y traductor en lengua castellana. Fue hermano del crítico literario Andrés González–Blanco (1888–1924) y del periodista y autor de ensayos filosóficos y políticos, vinculado con la masonería, Pedro González–Blanco (1879–1961). Junto a su familia, se desplazó a Cuenca, donde comenzó a estudiar la carrera eclesiástica, y luego a Madrid en 1895, donde inició los estudios de Filosofía y Letras y pasó la mayor parte de su vida. Utilizó en algunas ocasiones los seudónimos  E. Moro, Ed. Gonblanc y Félix Arias.

Dirigió con Alfonso Camín la revista Norte y publicó en las revistas Helios, Revista Ibérica, La Lectura, Revista Contemporánea y Nuestro Tiempo, entre otras. Fue asiduo colaborador de La España Moderna de José Lázaro Galdiano, en la que dio numerosos ensayos de orientación filosófica, histórica o sociológica sobre cuestiones políticas o religiosas, coincidiendo en la misma con Unamuno, Echegaray, Menéndez y Pelayo o la Pardo Bazán.

Fue prologuista, autor de biografías sobre Voltaire, el filósofo David F. Strauss, Jovellanos, Ángel Ganivet, Estanislao Sánchez Calvo y Jaime Balmes, y de monografías sobre la relación entre la democracia y el liberalismo, entre la Iglesia y el Estado, o sobre los constituyentes, a su decir, de los sistemas sociales contemporáneos: colectivismo, anarquismo, sindicalismo y el bolchevismo. También abordó temas como el feminismo, el materialismo, el socialismo o el hilozoísmo desde una perspectiva antropológica o psicológica. Se ocupó de los orígenes y las consecuencias de la primera guerra mundial en ensayos historiográficos sobre Hindenburg o sobre el nacionalismo en el discurso hitleriano. También compuso obras narrativas y un ensayo dramático

Se distinguió también como traductor de una treintena de obras. Vertió del inglés y del italiano obras de historiografía de John Richard Green (Historia del pueblo inglés, M., La España Moderna, ca. 1890) y Martin Hume (Historia de la España contemporánea: 1788–1898, La España Moderna, 1905), tratados de filosofía de Alfred Fouillé (La filosofía de Platón, La España Moderna, ca. 1908) y Benedetto Croce (Filosofía práctica en sus aspectos económico y ético, M., Francisco Beltrán, 1927); así como textos de teología de William Blake (La boda del cielo y el infierno: primeros libros proféticos, M., Yagües, 1928), y, en este mismo ámbito, los Evangelios apócrifos (M., Librería Bergua, 1934, con reediciones hasta 2015).

Publicó versiones en español de obras en griego y en francés sobre teoría social y política y sobre filosofía y moral a partir de textos de Georges Sorel (El sindicalismo, M., Agencia General de Librería y Artes Gráficas, 1931; M., Galo Sáez, 1934); Aristóteles (Física, Bergua, 1935), Blaise Pascal (Pensamientos, M., s. i., 1933) y J.–J. Rousseau (Las ciencias y las artes en relación con las costumbres, M., Mundo Latino, 1918?).

Realizó traducciones de obras sobre filosofía escritas originalmente en alemán. Sus traducciones de Arthur Schopenhauer cuentan entre las primeras del filósofo alemán al español: El mundo como voluntad y representación, con Antonio Zozaya (1896–1900), Eudemonología. Tratado de mundología o Arte de bien vivir (1906, con reed. hasta 1983), Ensayos sobre religión, estética y arqueología (1906), La nigromancia (1907) y Estudios de Historia filosófica (1908), todas ellas aparecidas en La España Moderna, 1908, asi como un volumen de Escritos literarios (Mundo Latino, 1928, con reed. hasta 1995). También tradujo a Karl Marx (Los fundamentos del marxismo; El manifiesto comunista; Salario y capital, B., Publicaciones Mundial, s. a.); y a Friedrich Nietzsche (El viajero y su sombra, La España Moderna, 1907), así como los tratados de teología de Jacques–Bénigne Bossuet (Tratado de la concupiscencia, Mundo Latino, 1928) y de psicología de Harald Höffding (Psicología experimental, La España Moderna, 1904).

Vertió al español obra narrativa de Thomas Carlyle (Sartor Resartus: vida y opiniones del señor Teufelsdrokh, B., Heinrich y Cª, 1905) y Lawrence Sterne (Viaje sentimental de un inglés a Francia, Yagües, 1915); el ensayo de Thomas de Quincey Los últimos días de Kant (Mundo Latino, 1915), Del amor de Stendhal (Mundo Latino, 192?) y El príncipe de Machiavelli (M., Ediciones Ibéricas, 1953?), así como novelas de aventuras de Thomas Mayne–Reid (En la pradera americana, Mundo Latino, 1922; La cazadora salvaje, Mundo Latino, 1922) y James Fenimore Cooper (Una colina sobre un volcán, M., G. Hernández y Galo Sáez, 1921).

Coincidió con sus hermanos en su respectiva labor traductora y en su desempeño intelectual, estrechamente unidos a la iniciativa editorial de Vicente Blasco Ibáñez. Como Edmundo, Pedro tradujo obras de Harald Hoeffding, Th. Carlyle y F. Nietzsche, y como aquel, Andrés fue traductor de Stendhal.

Los hermanos González–Blanco participaron en el Ateneo y en las tertulias literarias de los ambientes modernistas de Madrid en las primeras décadas del siglo XX. Cansinos Assens los trató en ese medio. A Edmundo lo conoció en 1918 en la casa de José Yagües, director de Mundo Latino y lo tuvo por un escritor bohemio y alcohólico, un autor fecundo, pero de obras farragosas y oscuras.

Bibliografía

Rafael Cansinos Assens, La novela de un literato, Madrid, Arca Ediciones, 2022.

Esteban Cortijo Perralejo, «Edmundo González Blanco» en Real Academia de la Historia, Diccionario Biográfico electrónico, s. a.

Luis Fernando Moreno Claros, «Schopenhauer en España (comentario bibliográfico)», Daimon. Revista de Filosofía 8 (1994), 203–232.

Víctor Manuel Borrero Zapata