Luaces

Luaces, Juan G. de (Luanco, 1906–Barcelona, 1963)

Escritor, periodista y traductor en lengua española, llamado en realidad Juan González–Blanco de Luaces. Miembro de una familia de intelectuales asturianos que desde mediados del siglo XIX se habían dedicado a la educación y la literatura. Se inició en el mundo periodístico y literario siendo muy joven. En la década de 1920 publicó poemas y narraciones breves en diarios y revistas, así como artículos de variada temática en el Heraldo Alavés, La Voz, Diario de Almería o El Avisador Numantino, entre otros. Antes del estallido de la guerra civil española salieron a la luz su libro de poesía Saetas de Oro (1925), la novela histórica Los amores de Cleopatra (1925) y la biografía ficcionalizada La dramática vida de Miguel Bakunin (1930). El volumen Estampas (1934), del que se realizaron ocho ediciones, fue probablemente la creación más destacada de su obra poética. Militó en el Partido Republicano Presidencialista, en el que ocupó diversos cargos. Como editor y director de publicaciones participó en la fundación de la editorial Cooperativa. También dirigió la empresa Prensa Artística, que publicó las revistas Madrid Nocturno y Madrid Ilustrado. Aunque su producción literaria se incrementó de forma considerable a partir del último año de la Guerra Civil, tuvo grandes dificultades para ver publicadas algunas de sus obras. En la década de los 40 vieron la luz La guerra de los sapos, La ciudad vertical, La nave de los cien condenados, La huella de la noche y Un hombre de mucha suerte. En Portugal aparecieron La guerra europea de 1914 y Polonia heroica.

Tras el final de la Guerra Civil la traducción se convirtió en su principal medio de sustento, y pasó a ser uno de los traductores más prolíficos de las dos primeras décadas de la posguerra, con cerca de 240 títulos. Vertió 58 títulos de autores rusos, franceses, portugueses e italianos, entre otros, que fueron publicados entre 1942 y 1968, en muchas ocasiones a través de traducciones al francés. Vicki Baum, Bocaccio, Octave Aubry, Milli Dandollo, Dostoievski, André Maurois, Rabelais, Jakob Wassermann y Ernst Wiechert son algunos de ellos. Sin embargo, el mayor volumen de traducciones que llevó a cabo provenía del inglés. De todos estos idiomas tradujo, por una parte, obras históricas, textos relacionados con la política europea, libros de medicina y, por otra, un elevado número de obras literarias. En el primer grupo destaca la traducción de algunos de los volúmenes de las Memorias de Winston Churchill, publicadas en fascículos en La Vanguardia y recopiladas en doce volúmenes por José Janés (Barcelona) entre 1949 y 1952. Del propio Churchill tradujo otros textos como Alba de liberación (1945), Adelante hacia la victoria (1945), Los secretos de la guerra (1946), Victoria (1947) y Marlborough, su vida y su tiempo (1948), publicados también por Janés. En cuanto a obras literarias, las traducciones alcanzan los 127 títulos, aparecidos entre 1942 y 1964. Estas versiones se publicaron en diecisiete sellos editoriales diferentes, la mayoría de Barcelona: las más en José Janés, Planeta y Mateu, y en menor medida en Iberia, Germán Plaza, Aymá, Destino, Juventud, Molino, Plaza & Janés, Argos y Ediciones del Zodíaco. Sus traducciones abarcan desde la Edad Media hasta la época contemporánea, aunque existe un claro predominio de obras del siglo XX.

Por lo que se refiere a autores consagrados, trasladó al español los Cuentos de Canterbury de Chaucer (Iberia, 1946), varios textos del dramaturgo Christopher Marlowe compilados en Obras (Janés, 1952) y Viajes de Gulliver de J. Swift (Iberia, 1945). Junto al poeta catalán Marià Manent tradujo poemas de J. Keats, Percy B. Shelley, William Blake, W. Wordsworth y S. T. Coleridge, agrupados en el volumen Poesía romántica inglesa (Janés, 1952) y también se encargó de traducir poemas de lord Byron (Plaza & Janés, 1961). De Charlotte Brontë vertió Jane Eyre (Iberia, 1943) y Shirley (Iberia, 1944), y de su hermana Emily Cumbres borrascosas (Destino, 1942). De Dickens tradujo Historia y vicisitudes del joven David Copperfield (Iberia, 1943), El doctor Marigold (Destino, 1943), La vida y aventuras de Nicolás Nickleby y Vida y aventuras de Martin Chuzzlewit (Iberia, 1944), así como Los papeles del club Pickwick (Argos, 1962). Otro autor de esta época es Joseph Conrad, de quien tradujo El hermano de la costa (Destino, 1943).

Por lo que respecta al siglo XX, destacan los encargos de verter al español textos de autores galardonados con premios literarios. Eloise Jarvis McGraw (Newbery Honor), Irwin Shaw y Frank Yerby (premios O. Henry), Vita Sackville West (Hawthornden), Hugh Walpole y Radclyffe Hall (James Tait Black Memorial), Louis Bromfield, Caroline Pafford Miller, Margaret Mitchell y John Phillips Marquand (Pulitzer), Pearl S. Buck (Nobel) son algunos de ellos.  En cuanto a traducciones que podrían haber sido motivadas por el estreno en España de la adaptación cinematográfica del original, se encargó de títulos como Las llaves del reino de Archibald J. Cronin (Juventud, 1948), Los hombres sueñan de Aben Kandel (Mateu, 1948?), El mundo en sus manos de Rex Beach (Molino, 1954), Cada vida es un mundo del popular W. S. Maugham (Janés, 1955; junto con J. Romero de Tejada) y La muchacha y el ala de Bernard Glemser (Planeta, 1964).

Otro grupo de textos que tradujo, también relacionados con el mundo cinematográfico, aunque de forma indirecta, son los de aquellos autores que habían tenido alguna de sus novelas adaptada al cine y que se había estrenado en España, como el caso de Frank Yerby. Es probable que estas películas adaptadas de textos literarios se usaran como reclamo publicitario para promocionar las traducciones de sus autores. Forman parte de este grupo Ben Ames Williams (La casa dividida, Janés, 1957); P. G. Wodehouse (Luna de verano, Lauro, 1942), y le siguieron Pobre, vago y optimista (Janés, 1944), ¡Gracias, Jeeves! (Lauro, 1945), ¡Muy bien, Jeeves! (Lauro, 1945), Archie, el indiscreto (Janés, 1946) y Jeeves, tú eres mi hombre (Janés, 1947); y Daphne du Maurier (Bésame otra vez, forastero, Éxito, 1953). A otro registro pertenecen autores del siglo XX que adquirieron popularidad y cuyos textos se convirtieron en best sellers, como Kenneth Roberts, escritor de novelas históricas: El paso del noroeste (Janés, 1944), Oliverio Wiswell (Lauro, 1944), Dama galana y Chusma en armas (Lauro, 1946), El capitán Cautela: una crónica de Arundel (Lauro, 1946) y Lydia Bailey (Janés, 1948).

 

Bibliografía

José Luis Campal, «Aproximación bibliográfica a la obra del escritor y traductor Juan González de Luaces», Dicenda 29 (2011), 303–316.

Jacqueline Hurtley, José Janés, editor de literatura inglesa, Barcelona, PPU, 1992.

Marta Ortega Sáez, «The Role and Function of the Translator in Post–Civil War Spain: Juan G. de Luaces» en L. Pegenaute et al. (eds.), La traducción del futuro: mediación lingüística y cultural en el siglo XXI, Barcelona, PPU, 2007, I, 283–294.

Marta Ortega Sáez, «Juan González–Blanco de Luaces: el traductor desconocido de la posguerra española», Arbor 740 (2009), 1339–1352.

Marta Ortega Sáez, «Promoting a more Republican Way of Life: the Translator Juan G. de Luaces under the Franco Dictatorship» en J. Boéri & C. Maier (eds.), Translation/Interpreting and Social Activism. Compromiso Social y Traducción/Interpretación, Granada, ECOS, 2010, 59–71.

Marta Ortega Sáez, Traducciones del franquismo en el mercado literario español contemporáneo. El caso de «Jane Eyre» de Juan G. de Luaces, Barcelona, Universitat de Barcelona, 2013 (tesis doctoral).

Juan Ramírez Arlandi & Marcos Rodríguez Espinosa, «Traducción y contexto cultural: los Cuentos de Canterbury en traducción de Manuel Pérez y del Río–Cosa (1921) y ¿plagio? de Juan González de Luaces (1946)» en L. Félix & E. Ortega Arjonilla (eds.), II Estudios sobre traducción e interpretación, Málaga, Diputación de Málaga–Universidad de Málaga, 1998, 593–602.

Marcos Rodríguez Espinosa, «La traducción como forma de exilio», Bulletin of Hispanic Studies 75:1 (1998), 83–94.

Constantino Suárez Fernández, Escritores y artistas asturianos. Índice bio–bibliográfico, Madrid, Sáez Hermanos, 1955.

 

Marta Ortega Sáez