Mulder

Mulder de Dauner, Elisabeth (Barcelona, 1904–Barcelona, 1987)

Escritora, periodista, crítica literaria y traductora en lengua castellana. Nació en el seno de una familia acomodada, de padre de origen holandés y madre de origen portorriqueño. Su excelente educación incluyó varios idiomas, lo cual le permitió traducir del inglés, francés, alemán, italiano y ruso, lengua que aprendió gracias a su relación en Barcelona con una antigua dama de la zarina Alejandra. Se incluye generacionalmente en el grupo del 27, aunque su poética se aleja bastante de la estética rompedora de este elenco de poetas. Empezó su carrera literaria en la prensa y cultivando una poesía que se acercaba al simbolismo de Baudelaire y a su poesía maldita, aunque más tarde se dedicó de lleno a la novela, situándose entre el decadentismo y el regeneracionismo, y alejándose de algunas tendencias dominantes en la época, como la novela femenina o la novela rosa.

Durante la década de 1920 y principios de la de 1930, Mulder participó en la colección «Las mejores poesías (líricas) de los mejores poetas», dirigida por el traductor Fernando Maristany en la editorial barcelonesa Cervantes. En esta colección publicó sus versos de producción propia pero también sus traducciones de Charles Baudelaire (vol. LIV), del ruso Aleksandr Pushkin (vol. LVIII), ambas en solitario, y del belga Georges Rodenbach (vol. LVII) en colaboración. Esta etapa como traductora de poesía coincide con su periodo poético, por lo que se puede intuir que la traducción representó para ella un ejercicio de estilo. No obstante, su actividad traductora se sitúa fundamentalmente durante la Guerra Civil y la posguerra como sustento económico, según declaró ella misma en una entrevista. En 1940 tradujo sendas selecciones de poemas de Shelley y de Keats para la editorial Yunke (Barcelona), alentada por su interés por el romanticismo inglés.

En cuanto a la novela, Mulder tradujo La buena tierra de Pearl S. Buck (B., Juventud, 1935), que obtuvo un prolongado éxito con reediciones tanto en esa editorial (hasta 2001), como en otros sellos como Planeta (B., 1981), RBA (B., 2008, con un prólogo de Maruja Torres) o Alianza (M., 2013). A esta traducción se suman Rebelión en el desierto de T. E. Lawrence (Juventud, 1940), El notario del Havre de Georges Duhamel, primer volumen de la saga Chronique des Pasquier (Juventud, 1942; varias reed.) y La fuente de Charles Morgan (B., Lauro, 1944; varias reed.). Según cuenta en la citada entrevista, P. S. Buck y Morgan fueron los autores que tradujo con mayor gusto. En cuanto al género de ensayo, cuenta con Imágenes en un espejo de Morgan (B., José Janés, 1947–1949) en dos volúmenes. También se dedicó a la literatura infantil con La lente mágica de Astrid Bergman Sucksdorff (B., Martínez Roca, 1976). Por otro lado, por cuestiones sin duda económicas, tradujo obras de carácter especializado de corte histórico como Catalina la Grande de Gina Kaus (Juventud, 1941; varias reed.), reeditada por el Círculo de Lectores (B., 2004); de historia sagrada como Adán y Eva de Jean–Dominique Rey (B., Gustavo Gili, 1968); o incluso textos relacionados con la caza como Nadie llora al cocodrilo de Paul L. Potons (B., Argos, 1956).

Sin embargo, su volumen de trabajo más importante llega de la mano de Ediciones Garriga (Barcelona, aunque con algún pie de imprenta también en Madrid) en sus colecciones «Pintura» y «Pictura» durante los años 1950 y 1960 con los siguientes títulos: La escuela inglesa de pintura; precedido de La manera inglesa de Aurélien Digeon y Henri Lemaître (s. a.); La pintura francesa. Pintores del siglo XX de la escuela de París. Del cubismo al arte abstracto, 1914–1957 de Bernard Dorival (s. a.); La pintura en China de Peter C. Swann (s. a.); La pintura en Bélgica. De Rubens a los surrealistas (s. a.), Los primitivos flamencos de Van Eyck a Bruegel (s. a.) y La pintura holandesa (1963), todas ellas de Robert Genaille; La pintura impresionista de Maurice Sérullaz (1962); La pintura italiana I. De Bizancio al Renacimiento (s. a.) y La pintura italiana II. El Quattrocento florentino (1958), ambas de Galienne Francastel; La pintura en la India de Philip S. Rawson (1962); Los frescos románicos de Paul-Henri Michel (1962); La pintura alemana de Marcel Brion (1962); y, finalmente, La pintura francesa del siglo XIX, 18001870 de François Fosca (1963).

 

Bibliografía

María del Mar Mañas Martínez, La obra narrativa de Elisabeth Mulder, Madrid, Universidad Complutense de Madrid, 1988 (tesis doctoral).

María del Mar Mañas Martínez, «Elisabeth Mulder: una escritora en la encrucijada entre el modernismo y la modernidad», Arbor 719 (2006), 385–397.

Elisabeth Mulder, «Entrevista con Joaquín Soler Serrano» en A fondo emitido por RTVE, 4 de septiembre de 1979.

 

Irene Atalaya