Seifert, Jaroslav

Seifert, Jaroslav (Praga, 1901–Praga, 1986)

Poeta checo, único autor de esta lengua que ha recibido el premio Nobel de Literatura. Militante comunista en su juventud, tras la ocupación de Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia (1968) pasó a la oposición y tuvo problemas para publicar. En 1984 le fue concedido el premio Nobel de Literatura. Su primer libro, Ciudad en lágrimas (1921), se adscribe a la llamada poesía proletaria: verso libre con rimas ocasionales, lenguaje poco metafórico, acento social, tono emotivo y declarativo. La influencia del poetismo –corriente vanguardista checa cuyos rasgos son el sensualismo, la fantasía, el exotismo y la visión lúdica del mundo y del lenguaje– es patente en los libros En las ondas de la telegrafía sin hilos (1925), más tarde reescrito como Viaje de novios (1938), y El ruiseñor canta mal (1926). A partir de Paloma mensajera (1929), Seifert adoptó la métrica regular y un tono más clásico, sobrio y melódico; siguieron La manzana del regazo (1933), Los brazos de Venus (1936) y Primavera, adiós (1937). La amenaza del expansionismo nazi llevó a Seifert a cantar a la tierra natal y a la cultura nacional en Ocho días (1937) y Apagad las luces (1938), incluidos tras la liberación en Casco de tierra (1945). Praga inspiró al poeta su célebre composición Vestida de luz (1940), mientras que la figura de la más famosa escritora checa es homenajeada en El abanico de Božena Němcová (1940). Continuó esta línea en la posguerra, aunque a mediados de los 60 dio un nuevo giro a su estilo, que abandonó la métrica regular y las metáforas y adoptó un tono entre reflexivo y nostálgico. El paso del tiempo y la caducidad de lo bello son la idea dominante de Concierto en la isla (1965), La fundición de las campanas (1967), El cometa Halley (1967), La columna de la peste (publicado primero en el extranjero en 1977) y El paraguas de Picadilly (1979). Esta etapa culmina con la aparición de sus memorias (1981) y de su último poemario, Ser poeta (1983).

Si exceptuamos la traducción a través del italiano de unos pocos versos de El abanico de Božena Němcová, realizada por Joaquín Arce para la reseña de un libro –Storia della poesia ceca contemporanea, de Angelo Maria Ripellino– en la Revista de la Universidad de Oviedo (1951), la obra de Seifert empezó a ser conocida en España con motivo de la concesión del premio Nobel. La poeta y traductora Clara Janés, principal valedora de la lírica checa en España, preparó en castellano una Breve antología (M., Hiperión, 1984; reed. en 2002) que incluye poemas de todas sus etapas, aunque con clara preferencia por la última. Este hecho tal vez se explique por caracterizarse esta etapa por el uso del verso libre, más acorde con la estrategia traductora de Janés, cercana a la literalidad. Poco después aparecieron las memorias de Seifert, traducidas por Monika Zgustová y Elena Panteleeva con el título de Toda la belleza del mundo (B., Seix Barral, 1985; reed. en 1995 y 2002, y en 1997 por la editorial Planeta). C. Janés es responsable de otras dos selecciones de su poesía, acompañadas de sendos estudios introductorios: la incluida en la antología colectiva Cinco poetas checos (Nezval, Seifert, Halas, Holan, Orten), publicada por Ediciones del Oriente y del Mediterráneo (Guadarrama, 1993; reed. en 2006) y la más completa de todas, titulada Praga en el sueño (B., Icaria, 1996).

Seifert es el poeta checo más traducido al catalán, lengua en la que existen dos antologías de su obra: El crit dels fantasmes i altres poemes (B., Edicions del Mall, 1984; trad. de M. Zgustová) y Els galls, els morts i l’amor de les dones: antologia poètica (Collbató, La Guineu, 2005; trad. de Jaume Creus). También se ha traducido íntegramente el libro Ser poeta (Collbató, La Guineu, 2006, trad. de J. Creus). El poema infantil Koulelo se, koulelo cuenta con versiones tanto en catalán –Rodolava, rodolava (por Sergi Jover y Paloma Rancaño)– como en castellano –La canción del manzano (trad. del alemán por Emilio Ortega), ambas publicadas en 1985 por Ediciones SM (Boadilla del Monte)–. Dado lo reciente de su introducción y lo relativamente minoritario de la poesía checa en España, es difícil determinar el alcance de la recepción de Seifert. Probablemente su libro más reeditado, sus memorias, que recrean la atmósfera de la Praga de entreguerras y narran numerosas anécdotas sobre autores de su generación, hayan influido en la percepción de la cultura checa en España.

 

Bibliografía

Alejandro Hermida de Blas, «Literatura checa» en F. Presa González (coord.), Historia de las literaturas eslavas, Madrid, Cátedra, 1997, 243–370.

Alejandro Hermida de Blas & Patricia Gonzalo de Jesús, «Translation of Czech and Slovak Literature in Spain: An Approach» en B. E. Cieszyńska (ed.), Iberian and Slavonic Cultures: Contact and Comparison, Lisboa, CompaRes, 2007, 185–204.

Clara Janés (ed.), Cinco poetas checos (Nezval, Seifert, Halas, Holan, Orten). Trad. de C. Janés, Guadarrama, Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, 1993.

Clara Janés, «Preliminar» en J. Seifert, Praga en el sueño. Trad. de C. Janés, Barcelona, Icaria, 1996, 7–17.

 

Alejandro Hermida de Blas