Racine, Jean

Racine, Jean (La Ferté–Milon, 1639–París, 1699)

Dramaturgo francés. Inició su formación en Port–Royal, germen de su interés por las ideas jansenistas. Triunfó en el teatro con su tragedia Alexandre, y gozó de sucesivos éxitos hasta el fracaso de su gran obra, Phèdre (1677), tras lo cual se retiró de la escena: desde entonces sólo compuso Esther y Athalie para el teatro privado del colegio de Saint–Cyr y diversas obras como historiador real.

La recepción escrita de Racine en España es relativamente temprana: se remonta al menos a 1716, cuando José de Cañizares adaptó en su Sacrificio de Ifigenia la tragedia raciniana al gusto barroco. Ya entrado el siglo se hicieron otras traducciones: la de Alonso Pérez de Guzmán, duque de Medina Sidonia (M., Imprenta Real, 1768), y la atribuida a Jovellanos (1769; publicada en Gijón, Foro Jovellanos, 2007). De 1752 data la traducción de Británico por Saturio Iguren (seudónimo de Juan de Trigueros) en una edición madrileña (Gabriel Ramírez) y otra barcelonesa (Carlos Gibert y Tutó); doce años después, Tomás Sebastián y Latre dio una versificación de esta traducción (Zaragoza, F. Moreno, 1764). En 1754, otra traducción original, la de Atalía por Eugenio de Llaguno y Amírola (Gabriel Ramírez). De estos mismos años son la primera Fedra y el primer Mitrídates, ambos de Olavide (B., Viuda de Piferrer y C. Gibert y Tutó); más adelante, Pedro de Silva dio otra Fedra. En 1759 Margarita Hickey tradujo Andrómaca, que permaneció inédita hasta 1789 (M., Imprenta Real); mientras tanto había sido publicada la traducción libre de Pedro de Silva con el seudónimo de José Cumplido (1764). De finales de siglo datan dos traducciones anónimas, una impresa y otra manuscrita, de Ester; así como la versión catalana de Guillem Agel publicada en Thuir (Francia).

El siglo XIX no se caracterizó por una acogida entusiasta de la obra raciniana. Bretón de los Herreros dio al público en 1825 su traducción de Mitrídates y Andrómaca (M., M. de Burgos; hacia 1890 la segunda fue reimpresa por la editorial Del Valle de México). Británico conoció una curiosa adaptación gracias a Wenceslao Ayguals de Izco: El primer crimen de Nerón (B., J. Cherta, 1830); el cambio de título obedecía al deseo de resaltar la barbarie del emperador, cumpliendo así las palabras de Racine en su primer prefacio: «Algunos han dicho que he hecho demasiado cruel a Nerón». Aunque aún inédita, es de notar la traducción de La Tebaida por Clarín. El año 1855 la imprenta neoyorquina Banker & Godwin difundió en volúmenes separados otras dos tragedias, ambas en edición bilingüe y sin nombre de traductor: Bayaceto y Andrómaca.

Con el siglo XX renació el aprecio español por la obra de Racine. Entre las traducciones de una sola obra se encuentran Berenice por Juan Chabás (M., Espasa–Calpe, 1934), Fedra por Juan Ortega Costa (M., Alfil y Puerto Rico, Librería Universitaria, ambas de 1964, junto con La vida es sueño de Calderón bajo el título Teatro universal) e Ifigenia en Aulide por Domingo Navas Spínola (Caracas, U. Andrés Bello, 1978). Pero será fenómeno preponderante del siglo la publicación de compilaciones. Así, Británico encabeza la edición madrileña, que comprende otras dos piezas: Berenice y Bayaceto, en versión de Fermín de Iruña (sin imprenta, 1946) y de Enrique Ruiz de la Serna (M., Aguilar, 1962). Por entonces apareció Tragèdies, traducción catalana de diversas obras del autor (Andròmaca, Britannic, Berenice, Ifigènia, Fedra y Ester), a cargo de Bonaventura Vallespinosa (B., Alpha, 1967). En 1975 Juan Penella y Miguel Urbiztondo publicaron un volumen de Teatro selecto, con estudio preliminar y bibliografía del primero y traducción del segundo (B., Bruguera); contenía casi todo el teatro trágico: Andrómaca, Británico, Berenice, Bayaceto, Mitrídates, Ifigenia, Fedra, Esther y Atalía.

Los años 80 resultaron la década dorada para la recepción de Racine en España: en 1983 se publicaron (M., Alfaguara) las seis versiones de Rosa Chacel (Andrómaca, Británico, Berenice, Bayaceto, Fedra y Atalía), con introducción de Roland Barthes; ese mismo año la editorial Orbis de Barcelona editó en un volumen cuatro obras del autor (Fedra, Andrómaca, Los litigantes y Británico), reimpreso en 1998 y en 1999 por Folio, sin nombre de traductor. También de ese año data otra edición catalana: Tragèdies (Baiazet, Fedra, Atalia) por Joaquim Ruyra y Miquel Martí i Pol (B., Edicions 62); Fedra ya había sido publicada por Ruyra en sus Obres completes de 1949 (B., Selecta), mientras que las otras dos traducciones fueron realizadas por Martí i Pol para la edición de 1983. Salta a la vista la continuada presencia de dos tragedias, Andrómaca y Fedra, que, de algún modo, condensan el imaginario raciniano en España. En ediciones conjuntas, o formando volumen con alguna otra pieza, aparecen repetidamente en la bibliografía española: pueden mencionarse la de M.ª Dolores Fernández Lladó (B., Altaya, 1996 y M., Cátedra,1999), las cuatro barcelonesas de Carlos Pujol (Planeta, 1985; RBA, 1993; Altaya, 2005, y Círculo de Lectores, 1996, ésta con inclusión de Atalía y dos piezas de Corneille) y la de Paloma Ortiz García (M., Gredos, 2003), que incluía Ifigenia. Por su parte, la traducción de Francisco Lafarga, con estudio de Alain Verjat, combina Fedra con Bayaceto (B., Bosch, 1984; ed. bilingüe). Hasta la fecha han salido de la imprenta dos ediciones del Teatro completo de Racine: la primera es una traducción, con prólogo y notas, de Flor Robles Villafranca (B., Rafael Salvá e Iberia, 1958; precisamente de esta edición provienen las mentadas traducciones de Orbis); la segunda se debió a Emilio Náñez, con traducción y notas de Juan Manuel Azpitarte (M., Editora Nacional, 1982). En lengua catalana, la Fedra de Modest Prats, con prólogo de Joan de Sagarra, apareció en 1999 (B., Quaderns Crema), mientras que Berenice, traducida por Albert Mestres, se editó en 2008 (Martorell, Adesiara). Es reciente también en castellano una nueva versión de Fedra, con introducción y notas, debida a Rafael Gómez Pérez (M., Rialp, 2017).

 

Bibliografía

Nathalie Bittoun–Debruyne & Josep Maria Sala Valldaura, «Atalía de J. Racine, en traducción de Eugenio Llaguno (1754)» en F. Lafarga & L. Pegenaute (eds.), Cincuenta estudios sobre traducciones españolas, Berna, Peter Lang, 2011, 49–62.

Ferenc Oliver Brachfeld, «Les traductions catalanes de Racine», Revue de Littérature Comparée 12 (1932), 595–601.

Françoise Étienvre, «Racine instrumentalisé dans l’Espagne des Lumières. Trois variations sur la tirade de Théramène», Revue de Littérature Comparée 2/1999, 223–230.

Soledad González Ródenas, «Rosa Chacel: creación, traducción y crítica. A propósito de seis tragedias de Racine» en F. Lafarga & A. Domínguez (eds.), Los clásicos franceses en la España del siglo XX. Estudios de traducción y recepción, Barcelona, PPU, 2001, 99–106.

Miguel Ibáñez Rodríguez, «Británico: tragedia de J. Racine traducida del francés por don Saturio Iguren (Juan de Trigueros)» en M. Serrano, L. Avendaño & M.ª C. Molina (eds.), La Philologie française à la croisée de l’an 2000, Granada, APFUE, 2000, II, 215–221.

Miguel Ibáñez Rodríguez, «Una versión española de Andromaque de Jean Racine de comienzos del siglo XIX», Hermeneus 3 (2001), 141–153.

Francisco Lafarga, «Racine, P. de Olavide, R. Chacel: dos versiones de Phèdre a dos siglos de distancia» en F. Lafarga & A. Domínguez (eds.), Los clásicos franceses en la España del siglo XX. Estudios de traducción y recepción. Barcelona, PPU, 2001, 107–116.

Francisco Lafarga, «Los grands auteurs clásicos franceses y su recepción en España. Encuentros y desencuentros» en F. Lafarga & M. Segarra (eds.), Renaissance & Classicisme. Homenatge a Caridad Martínez, Barcelona, PPU, 2004, 315–331.

Jerónimo Martínez Cuadrado, «Recepción de la dramaturgia raciniana en la España dieciochesca (ayer y hoy de Racine en España)», Anales de Filología Francesa 7 (1995), 91–110.

Jesús Menéndez Peláez (ed.), Iphigenia. Tragedia escrita en francés por Juan Racine y traducida al español por D. Gaspar de Jovellanos, Gijón, Fundación Foro Jovellanos del Principado de Asturias–Cajastur, 2007.

Concepción Palacios & Jerónimo Martínez Cuadrado, «El teatro clásico francés en España: historia de una discontinuidad» en Á.–L. Pujante & K. Gregor (eds.), Teatro clásico en traducción: texto, representación, recepción, Murcia, Universidad de Murcia, 1996, 99–120.

Alicia Piquer, «La traducción de autores clásicos franceses en las postrimerías del siglo XX» en A. Camps et al. (eds.), Traducción y di–ferencia, Barcelona, Universitat de Barcelona, 2006, 249–269.

Charles B. Qualia, «Racine’s Tragic Art in Spain in the Eighteenth Century», PMLA 44 (1939), 1059–1076.

Joaquim Sala–Sanahuja, «Bonaventura Vallespinosa. El teatre clàssic francès: Molière, Racine», Quaderns. Revista de Traducció 22 (2015), 111–121.

María Sebastià, «Ifigenia en Áulide como tragedia política y su repercusión en el mundo ilustrado: la Iphigenia de Jovellanos», Stvdia Philologica Valentina anejo 1 (2017), 179–188.

Ana Cristina Tolivar, «Traducciones y adaptaciones españolas de Racine en el siglo XVIII», Estudios de Investigación Franco–española 1 (1988), 177–190.

Ana Cristina Tolivar, «La réception de Racine dans l’Espagne du XVIIIe siècle» en M. Boixareu & R. Desné (eds.), Recepción de autores franceses de la época clásica en los siglos XVIII y XIX en España y en el extranjero, Madrid, UNED, 2001, 127–137.

VV. AA., La «Ifigenia» de Jovellanos, nº monográfico de Cuadernos de Estudios del Siglo XVIII 20 (2010).

 

José Manuel Losada Goya
[Actualización por Francisco Lafarga]